VALERIA

Yincana en la Ciudad Romana de Valeria

El sábado se organizó por todo el yacimiento arqueológico de Valeria una yincana para un grupo de niños, consistía en buscar los tesoros escondidos por la ciudad con la ayuda de unas pistas didácticas, un sencillo mapa y la colaboración de nuestros monitores, pero también utilizando su ingenio, su sentido de la orientación y el compañerismo para conseguir que la búsqueda fuese exitosa.

El recorrido consistió en varias paradas señalizadas en el mapa, siguiendo el itinerario más conveniente para las pistas que contenían información sobre cada una de las construcciones. La yincana consistía en ir de un edificio a otro buscando las pistas escondidas en alguna parte concreta, a la vez que se explicaba el uso y las características de ese espacio, para que pudieran observar y aprender con una visita guiada diferente, dinámica y amena. Al final del recorrido, encontraron el codiciado tesoro, y para recuperar fuerzas también les esperaba un aperitivo de época romana para continuar con la siguiente actividad.

Después de la búsqueda del tesoro y el almuerzo, comenzó la otra búsqueda del tesoro, el taller en el que los niños pudieron ser arqueólogos por un día y hacer sus propios hallazgos. Aprendieron en qué consiste la excavación arqueológica, conocieron los diferentes métodos y herramientas y cómo utilizarlas, y rellenaron las fichas para los materiales y el posterior estudio de cada resto.

La excavación se inició tomando las medidas de la zona o área de estudio, marcando las cuadrículas y aprendiendo todo lo relativo a la estratigrafía para rellenar cada ficha con datos concretos. Una vez explicada la función de cada herramienta, iniciaron la excavación propiamente dicha, donde los hallazgos materiales fueron numerosos y variados. Al finalizar la intervención, se analizó cada resto encontrado y rellenaron una ficha con su descripción concreta antes de lavar y guardar todas las piezas arqueológicas para su posterior catalogación y restauración.

Fue un gran día en el que los niños aprendieron mucho sobre Valeria, en el que todos pudimos disfrutar de las actividades a pesar del calor, y donde pudieron conocer de cerca el trabajo de los arqueólogos gracias al personal del yacimiento arqueológico y al Equipo de Dinamización y Gestión Cultural de La Máquina Real.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *