1000 años del Teatro de Figuras en España

“Títere” 1000 años del teatro de figuras.

La escultura animada posee una historia larga y extensa. El ser humano siempre se ha dejado seducir ante una figura que reproduzca incluso mínimamente alguna acción o movimiento suficiente para aparentar la existencia de un “ánima” o vida. Esta es la razón por la cual la magia de los objetos animados ha sido utilizada, desde las más antiguas civilizaciones hasta nuestros días, con fines relacionados con la propaganda del poder, la catequesis y devoción religiosa o la pura diversión, ya sea aristocrática o popular.

En España gozamos de la fortuna de tener una amplia y cada vez mejor documentada historia de este género, donde conviven manifestaciones de diferente carácter que agrupamos bajo el término de Teatro de Títeres, ya que incluye figuras corpóreas que participaron en ceremonias simbólicas, litúrgicas, celebraciones y espectáculos
públicos, así como el teatro de épocas anteriores al siglo XVII. 

La falta de espacios públicos dedicados a la conservación y estudio de este arte dificulta su conocimiento y puesta en valor, por ello hemos considerado necesario intentar rescatar y documentar los distintos episodios de nuestra historia del teatro de figuras y para lo que
se ha completado un Taller de Empleo, en el que se han estudiado y recuperado los arcaicos Bavasteles, el legado árabe del teatro de sombras, seguidos de los retablos mecánicos y los tutilimundis, para dar paso al retablo de figuras medieval inmortalizado por Melisendra y recogido por Cervantes en el Quijote; el Belén como elemento
unificador de las culturas cristianas y las costumbres rurales; el teatro romántico con títeres de hilo de Don Juan Tenorio. Y por supuesto, no podemos olvidar dar vida al recalcitrante Don Cristóbal y su teatrillo. 

Imprescindible sería también la Tarasca con sus botargas y gigantones predecesores de la Máquina Real, todavía en fase de investigación. Con todos los elementos construidos se ha montado una exposición, siguiendo el orden cronológico de la aparición de las figuras, para entender mejor el desarrollo de dichas formas de expresión. También se ha seguido como criterio expositivo la exhibición de las estructuras desnudas, despojadas de telones, para poder ver lo que está oculto en las representaciones.


Desde el equipo de Dinamización, Gestión y Políticas de Actividades Culturales se ha confeccionado un recorrido guiado, ajustándose a las diferentes edades, para disfrutar de dicha exposición. A continuación se realiza un taller de construcción de figuras, que servirán para representar una obra corta. Todo va acompañado de actividades y juegos relacionados con la dramaturgia y la manipulación de los títeres.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *