BLOG

La Máquina Real

“En un lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme”

La exposición de los X siglos del teatro de figuras que se llevó a cabo con motivo de la celebración de la “XXVII Jornadas Cervantinas” se enriqueció mucho más en la sala Domus Artis, ya que es una antigua casa de labranza con muchos años y mucha historia detrás de esos muros.

La exposición tuvo muy buena acogida en el pueblo y todo el colegio de El Toboso y sus habitantes fueron pasando por la sala para visitar la exposición y sorprenderse de la extensa historia que tienen los títeres desde la prehistoria hasta nuestros días, y la variedad de formas y figuras según la época y la cultura de donde se utilizaban y todo esto contado desde un toque ameno e incluso cómico. Ya que no nos olvidemos que todo es teatro y que eran espectáculos con el fin de enseñar o transmitir conocimientos y a la vez de divertir a la gente, como lo seguimos haciendo nosotros.

El propietario de la casa y quien lleva la sala Domus Artis es José Alfonso, viajero incansable, que dedica su tiempo libre y esfuerzo de forma totalmente desinteresada, a enriquecer la oferta cultural de el Toboso. A ofrecer y a facilitar sus espacios para que otros artistas o asociaciones culturales como La Máquina Real, puedan llevar sus obras o exposiciones itinerantes como la nuestra o realizar las diferentes conferencias sobre arte y literatura.

Los públicos tampoco se quedan atrás se implican mucho y llevan a cabo diversas actividades culturales, como teatro, música, taller de diseño y confección de trajes de época, entre muchas otras actividades.

Durante las jornadas cervantinas se realiza un desfile popular, en ese desfile es donde todo el pueblo luce sus trajes diseñados y confeccionados por ellos mismo, podría llegar a pensar que son hechos por auténticos profesionales, también salen acompañados de gigantes y cabezudos, la banda de música y las dulcineas de ese año.

Este año se incorporó al desfile los títeres de La Máquina Real, nos ofrecieron participar ya que son títeres muy realistas y vestidos de época, encajaban perfectamente en el desfile, y así fue sin dudarlo ni un segundo y muy agradecidos encabezamos el desfile y participamos en todas las actividades.

Agradecimientos: para la alcaldesa del Toboso, Pilar Arinero Gómez, Adrián Torrero y a su familia, José Alfonso por su gran labor en la cultura y en poner a nuestra disposición su sala Domus Artis, al pueblo de El Toboso por invitarnos a participar en sus jornadas cervantinas y la buena acogida que dieron a La Máquina Real.

Sería un enorme placer asistir de nuevo a las Jornadas Cervantinas.